Las jóvenes con bajo nivel educativo son las personas que más fuman

Redacción

El avance de la igualdad de género jugó un papel decisivo para que el hábito del tabaquismo pasara también a las mujeres.

imagen Las jóvenes con bajo nivel educativo son las personas que más fuman

La proporción de mujeres jóvenes fumadoras ha alcanzado, e incluso superado, la de los hombres fumadores en los últimos años, según las conclusiones de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Alcalá, el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), la Universidad Johns Hopkins (EEUU) y el Instituto Catalán de Oncología.

Los anuncios publicitarios dirigidos especialmente a las mujeres con cigarrillos ‘light’ o ‘slim’ y centrados en personas de bajo nivel adquisitivo con promociones de menor precio influyeron en este hecho, según los autores. El estudio, publicado por la revista ‘Tobacco Control’ constata un aumento en igualdad de género producido en España en este aspecto, especialmente entre los años 1975 y 1990.

Si durante gran parte del siglo XX el tabaquismo era un hábito asociado a una imagen de masculinidad, el cambio de roles en la sociedad produjo que este hábito también pasara a las mujeres. "Con el avance de la igualdad de género en España en el último siglo, más mujeres se iniciaron en el hábito tabáquico, en algunos casos precisamente como símbolo de su liberación", destacan los investigadores.

Para ellos, este trabajo sobre tabaquismo y su relación con el género, la clase social y la edad es "de especial importancia para España y para países que se encuentran en etapas tempranas de la epidemia de tabaquismo". En estos países, donde en estos momentos la prevalencia de tabaquismo en las mujeres está en aumento, "es importante implementar políticas de control que tengan en cuenta una perspectiva de género, prohibiendo por ejemplo la publicidad dirigida especialmente a mujeres".

Además, prosiguen, en un futuro estos países probablemente experimenten un cambio en la carga de tabaquismo hacia mujeres de bajo nivel educativo, lo que "hace necesario adoptar la perspectiva interseccional en las políticas de control del tabaquismo". Éstas, así como la deshabituación tabáquica, "deben estar dirigidas y adaptadas a los sectores de población que están sufriendo la epidemia de tabaquismo en mayor medida, que además son objeto de las estrategias publicitarias de la industria tabacalera", concluyen.

Fuente: Europa Press

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad